Descorchar y beber a sorbos

Acompáñame, y descubre conmigo nuevas experiencias gastronómicas y de ocio a través de una copa, los ambientes más exquisitos y los espacios más chic del panorama actual





domingo, 11 de diciembre de 2011

Town Square, Las Vegas pega fuera del Strip


Blue Martini. Ambiente más allá del Strip

¿Aburrido de entrar y salir de tanto hotel? En Las Vegas la oferta de ocio gastrolúdica no es exclusiva de los hoteles. Existen lugares fuera del Strip con decoraciones impactantes, servicio exclusivo y coctelería profesional que, además, nos permite ahorrarnos algunos dólares gracias a su franja happy-hour.

Town Square, un centro comercial situado muy cerca del aeropuerto McCarran (si conocen Las Rozas Village de Madrid les recordará mucho); tiene oferta shopping pero también una suculenta y amplia oferta de gastronomía y copas.

Mis favoritos, sin duda Brío y Blue Martini.

Brío

El primero, Brío, es un Bistró francés con toques coloniales donde podemos ocupar una de las grandes mesas de su salón, con una tremenda panorámica de su inmensa cocina; o simplemente disfrutar de su barra circular donde también podemos pedir algo para comer. Una barra que de un lado da al salón interior, y del otro, a la terraza. La terraza está acondicionada con lámparas de calor en invierno y dispone de mesas altas y bajas. Amplia oferta de cervezas, coctelería, vinos  y espumosos (sparklings); donde encontramos un prosseco, Rufino (8$copa, 31$botella), bastante curioso y apetecible. Su carta es típicamente francesa e internacional: Quesos fundidos con alcachofa y orégano; Ensaladas como la americanísima César; Pastas a la vodka, con verduras, carbonara; Steaks; Sandwichs… Y los jueves por la tarde, de 15 a 19 y a partir de las 21 horas, cócteles a 5$.

Blue Martini
Blue Martini es punto de referencia de gente joven y guapa. Decorado en maderas y piedra, con un toque de los 90´s; Blue Martini representa la frescura de las tardes en Las Vegas. Cualquiera, disfrutando de un Cosmopolitan o una margarita en una de sus sillas de mimbre creería estar percibiendo el aroma del mar… Palmeras, tonos bronceados aún en invierno y música disco con una carta fácil para tomar algo sólido (hummus, sándwich club…) son la fórmula. Desde las 16 horas, hora en la que abren, hasta las 20horas, la happy-hour te da un 2x1. 

jueves, 1 de diciembre de 2011

Hotel Cosmopolitan, Swarovski y Jaleo, by Jose Andrés



Cosmopolitan Lounge-Bar
En el Strip de Las Vegas, es decir, en Las Vegas Boulevard; se ha levantado recientemente uno de los centros de hoteles y compras más lujos de la ciudad… City Center… Donde los hoteles Vdara, Aria, Mandarín Oriental y Cosmopolitan, y el Centro Comercial de lujo Crystal reinan absolutamente.

Si tienen la suerte de alojarse aquí en su visita a Las Vegas, o simplemente están paseando por el Strip y se les antoja una copa o un cóctel no se pierdan el lujo de hacerlo dentro del hotel Cosmopolitan; su corazón alberga un lounge&bar envuelto en cortinas y lámparas de Swarovski, un escenario propio de la serie “Sexo en Nueva York” y cualquier Carrie Bradshaw podría estar tomándose un Cosmopolitan allí mismo. Además, la sala Marquee, el Night Club de moda  en la ciudad está precisamente ahí. Los mejores Djs del mundo pasan cada semana por su cabina y las colas de acceso son constantes.
Si además deciden que ese es su lugar y quieren quedarse a cenar… La planta superior acoge dos de los restaurantes que pegan más fuerte en Las Vegas…  Jaleo, una apuesta por la cocina española más dinámica encarnada en la figura de José Andrés (una eminencia culinaria en EEUU) donde se cocinan, en medio de la sala, paellas al carbón de leña y Milo´s, un restaurante especializado en pescados y mariscos famoso por ser uno de los más caros; eso sí… Tiene su razón de peso.


Paellas en horno de leña en Jaleo, by José Andrés
Como colofón… Una visita al ático, donde está el pool-bar (bar piscina); especialmente cuando hace buen tiempo, terminará por enamorar al más escéptico.

Sin duda, Cosmopolitan se ha convertido en uno de mis hoteles favoritos...
Pd. Un espacio Queen.

martes, 22 de noviembre de 2011

Mount Charleston, la nieve del desierto


Mount Charleston

La ciudad de Las Vegas ofrece un contraste en su oferta de ocio brutal. A pocos kilómetros de los casinos, restaurantes de lujo, teatros y demás fluorescencias nos encontramos con las montañas más puras de Nevada; lo que nos lleva a comprender el  porqué del nombre de este Estado, Nevada.

Red Rock Canyon, Spring Mountains y Mount Charleston son los espacios más populares fuera del área metropolitana; sus paisajes nevados y el relieve de las montañas, una gastronomía basada en las carnes salvajes y la posibilidad de esquiar ya en estas fechas, son sus grandes atractivos.

Hace apenas unos días visité el Mount Charleston. La estación de esquí estaba cerrada, no había aún suficiente espesor en la nieve, (aunque la verdad, me hubiera dado igual porque no sé esquiar, ni tengo interés en aprender), pero el paisaje era impresionante. ¿Lo mejor?, dar un paseíto mientras el aire copado nos acaricia el rostro, y luego dedicarnos a hacer lo que mejor se nos da a la mayoría (mejor que esquiar): comer y beber.

En pleno Mount Charleston nos encontramos con Mount Charleston Lodge, un restaurante colocado en el centro de las montañas, puramente americano, rodeado de cristaleras que nos permite ver el  frío invierno caer en forma de copo y las montañas montadas con nata helada. En el centro, una gran chimenea que da tono al entorno.

Mount Charleston Lodge

El menú es rico en calorías y de generoso contenido, como es habitual en el Gran País; pero no les recomiendo perderse en él, si no acudir directamente al apartado de hamburguesas o de carnes a la brasa: de búfalo, de alce y de venado. Carnes magras y llenas de sabor que podemos combinar con una ensalada César o, los más insaciables, con un Chile con carne condenadamente bueno (lo mejor). Para beber tienen una curiosa oferta de vinos por copas (buenos Cabernet Sauvignon de California) y Sparkling de Nuevo México (que a falta de champagne francés me sirve igualmente).
Sparkling New Mexico

Fish & Chips; Ribs BBQ (Costillas barbacoa) y sándwiches como el Croque Monsier o el tradicional Sanwhich Club también aparecen en la carta. Postres para no dormir (pude ver cómo sacaban una porción de brownie coronado con abundante nada que pesaría al menos una Libra,  casi medio Kg.). Mejor pedir un cóctel caliente de café y licor como el especial Charleston (Café americano, cognac, vainilla y la santísima nata).

El precio se hace cómodo, teniendo en cuenta las facturas que se pagan en el Strip (Las Vegas Boulevard). Precio medio de la comida por persona unos 25$, con 2 copas de vino 43$, más el cóctel de aperitivo 53$; con copa 63$, más la propina 73$ - 60€-(no olviden que aquí beber… se paga caro).

Recomendable, diferente y bucólico.


martes, 8 de noviembre de 2011

Restaurante Marbella en Las Vegas. ¡Las tapas están de moda!


Zona Lounge en el Restaurante Marbella

¡Las tapas están de moda!
Qué frase tan mascada, tan aburrida, pero tan cierta. Las tapas se internacionalizan y como nos descuidemos, en unas décadas nadie recordará que España fue la cuna de las tapas.

En Las Vegas, las tapas también están de moda. Grandes chefs españoles asentadísimos en los Estados Unidos como Julián Serrano o José Andrés han abierto locales de tapas en diferentes hoteles; el primero en Aría, Julián Serrano Tapas; el segundo, en el Cosmopolitan, Jaleo. Pero no sólo los grandes chefs nos llevan de tapas; existen lugares atractivos y de buena cocina (y bastante más barata) que nos dejan sorprendidos. Un ejemplo, Marbella.


Julián Serrano Tapas en Aria

Abierto hace apenas un par de semanas, el restaurante Marbella combina tres espacios; Bistró con privados; barra para fumadores y no fumadores con mesas altas; y zona chill-out con Dj.en directo. Su chef, David Peña, borda una carta de aromas castizos a los que añade algunos apuntes latinos y yanquis. La tortilla de patata con cebolla confitada, las croquetas de pollo y los arroces son muy recomendables; pero también los tacos del día (cuyas tortillas se preparan al momento, crujientes y desgrasadas) también han adoptado forma de tapa en la carta. El tartar de salmón se encuentra quizás entre los mejores bocados que probé, y también las costillas con salsa barbacoa, pura mantequilla, textura de carrillera. Otros platillos de interés son los ceviches, jugosos (poco intensa la maceración del gambón para mi gusto, el pescado está bien) y platos de verduras como la escalibada (servida demasiado fría) o un simulacro de los pimientos de Padrón, los llamados pimientos Shishito (suelen cosecharse en Japón y dan el pego totalmente), fritos y servidos con sal Maldón o sal gorda, como los de Padrón. Además, algunos pican y otros no.

Vinos españoles, sangría, variedad de cervezas y cócteles se sirven a ritmo de música andaluza entre semana y dance los fines de semana.

Precio medio, sin vino, 25$ (20€)




Pd. En ocasiones,  algunos miembros del grupo de Españoles en Las Vegas (Facebook) se reunen en este establecimiento.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Hotel París Las Vegas y Mon Amí Gabi



Al fondo, el Hotel París Las Vegas

El París es uno de mis hoteles favoritos de Las Vegas, no porque sea el más impresionante, pero sí quizás porque París es una ciudad que una vez me enamoró para siempre y este hotel la refleja de maravilla. Dentro de este hotel,- que no pasa desapercibido gracias a una reproducción a escala de la Torre Eiffel-, se encuentran varios restaurantes, bares y bistrós; el más impresionante, quizás, sea el Eifffel Tower Restaurant, rodeado de ventanales, desde el que se divisa un escenario de Las Vegas impresionante; pero el que yo recomiendo, el que me ha dejado cautivada como lo hizo París, es el bistró Mon Amí Gabí.



Desde Tower Eiffel

Durante estas semanas de estancia en Las Vegas, iba y venía de un lado al otro del Boulevard admirando su terraza, la que da al Strip (Las Vegas Boulevard) y deseando ser una de las afortunadas personas que disfrutaban del aún soleado cielo de esta luminosa ciudad, con una copa de champagne y unos Scargots a la Bourguignon.
Terraza Mon Amí Gabi
El día 1 de noviembre fue mi cumpleaños y mi adorado compañero de risas y tristezas me llevó allí a la hora del lunch. Marquis de la Tour, un buen champagne de precio modesto (para ser champagne) nos acompañó durante toda la comida: Salmón ahumado con crema fresca, chalota picada y alcaparras; Scargots Bourguignon con mucha mantequilla y perejil (sí, lo sé, pecado… Pero era mi cumpleaños); Mejillones a la Mariniere y un enorme Steak a la Bordelaise.(160$ más propina, no se olviden, para dos personas).
Pero lo mejor de todo es que, al día siguiente, volví para conocer y entrevistar al creador del concepto, Gabino Sotelino. Gabino es un SEÑOR, español, que se ha hecho a sí mismo; un empresario que empezó en el mundo de la cocina cuando era muy joven, viajando durante años por diversas cocinas de Francia, Suiza, Hong-Kong o Canadá. Aterrizó en EEUU hace 43 y nunca se fue.

Dedicada a Pablo Varela y Anai

Primero en Chicago, luego en Las Vegas y más tarde en Washington, Gabino Sotelino ha dado forma a diferentes restaurantes, pero sin duda Mon Amí Gabí (Mi Amigo Gabi, así le llamaban sus colegas franceses) ha sido la fórmula perfecta. Brie fundido con miel de pimienta, ajo confitado y avellanas; Mousse de higaditos de pollo y unas maravillosas Vieiras gratinadas con crema de mejillón fueron los platos que probé en esta segunda ocasión. Maravillas igualmente de la auténtica y tradicional cocina francesa (no apta para dietas bajas en calorías, eso sí).
Imperdonable no hacer reserva durante una estancia en Las Vegas.
Pd. Desde Mon Amí Gabí se puede disfrutar, en primer plano, del espectacular lago del Bellagio y de sus fuentes.

lunes, 31 de octubre de 2011

Bellagio y Halloween en Las Vegas






Dos semanas desfilando de norte a sur en el Boulevard de Las Vegas son suficientes para convencerme: Definitivamente, el inglés gringo es diferente, algo así como un tirabuzón creado con todas esas palabras que creí bien aprendidas en algún momento, pero que no se pueden separar, están arraigadas con gomina a las frases.

Pero no importa, balbuceando y gesticulando (algo que se me da de maravilla) he recorrido muchos de los emblemáticos hoteles temáticos de Las Vegas Boulevard, pero también he conseguido descubrir rincones con encanto, menos conocidos por los turistas pero tremendamente apreciados por quienes viven en la ciudad del Mojave (no olvidemos que Las Vegas está construida en un desierto, el desierto del Mojave).

Hoy es Halloween y todos los hoteles, restaurantes y disco-pubs están caracterizados para reflejar the SCREAM NIGHT,    una noche dedicada al terror.

En el hotel Bellagio, uno de los maestros pasteleros más importantes a nivel mundial Jean Philuppe Maury expone la fuente más larga de chocolate del mundo (Un fuente que de pie mediría 27 metros de altura y por la que circula más de 2.100 kilos de fundido negro, con leche y blanco, a un ritmo de 120 litros por minuto), y en estas fechas, recrea en forma de dulce expresión la noche más terrorífica del año (ver foto de inicio).


 La fuente más larga del mundo

Es precisamente en Bellagio donde el chef español Julián Serrano triunfa. Su restaurante Picasso (cuyo escenario muestra auténticas y diversas obras maestras del pintor) abrió en 1998 y posee, entre otros premios, 2 estrellas de la Guía Michelín. y una carta que, a partir de 115$ (unos 95€) ofrece platos de corte mediterráneo con clara influencia francesa.

 Restaurante Picasso

Pero lo más impresionante del Hotel Bellagio son sus fuentes. Un inmenso lago, a escala del auténtico en la localidad italiana de Bellagio; regala al visitante un espectáculo basado en el baile del agua al ritmo de la música de Cabaret, Frank Sinatra, Celine Dion o Elthon John.(A partir de las 12p.m.cada media hora y a partir de las 20 horas, cada 15 minutos).


Fuentes del Bellagio

Bellagio creó un impresionante espacio único dedicado al agua donde el Circo du Soleil triunfa con su espectáculo Ô. Tres horas y media de magia bajo el agua que nadie debe perderse durante su estancia en Las Vegas.
Espectáculo Ô

miércoles, 19 de octubre de 2011

CRÓNICAS DESDE LAS VEGAS


Hotel París desde el Bellagio

Hace tan sólo una semana que aterricé en la ciudad de Las Vegas, una ciudad de cartón piedra construida en un desierto de Nevada.

Aquí llegué, tentada por mi novio y por la oportunidad de conocer una pequeña parte de este gran país gigante y dominante; además de intentar controlar esa lengua que todos creemos conocer pero de la que no entendemos nada, o al menos yo no entiendo absolutamente nada... Igual me da inglés americano que chino cantonés, necesito echar mano de todas las señas posibles para consenguir averiguar cuánto cuesta un billete de autobús... Patético...
Desde aquí, desde Las Vegas y otros puntos de la Costa Oeste, narraré todo lo que día a día despierte mis sentidos...

Necesitounchampancin, se traslada a LasVegas!

viernes, 16 de septiembre de 2011

The Cocktail Room, Dassa Bar y el Atelier Belge

Cocteleando en The Cocktail Bar



Comenzó la semana caliente y con nuevos, o seminuevos espacios diferentes pero complementarios en la capital.


El lunes se celebró el salón de los vinos de ATEM, un salón organizado por Luismi Martín en el que cada año por estas fechas se dan cita en el Wellington profesionaels y periodistas del sector para probar las nuevas añadas de vinos como Piedra, Do Ferreiro, Fuente Elvira, Regajal, o Vivencias ( el nuevo descubrimiento de Luismi, un vino elaborado por el propietario y hostelero Oscar Herrero). Después, visita a un nuevo multiespacio dedicado a la coctelería e ideado por Bar Concept (Tupac y Miguel); The Cocktail Room, un espacio en Castelló 98 creado como laboratorio de ideas, taller de coctelería, unidad de eventos, y tienda de bebidas premium y elementos de cocteléría.







The Cocktail Room

También esta semana se ha reconvertido el restaurante Dassa Bassa, convirtiendo su planta superior en una zona de tapas ideadas por Darío Barrio que ofrece vinos por copas al mismo precio que si lo adquiriésemos por botellas, o al menos así nos lo cuenta la siempre bellísima anfitriona y sumiller Itziar Ortega. Su nobre es Dassa Bar. En la inauguración pudimos ver caras de la gastronomía y de la moda, no olvidemos que la pareja presume de salir tanto en la Gourmets como en la ELLE, y eso deja huella y amigos.







Atelier Belge



Por último, el Atelier Belge, un acogedor restaurante a modo de bistró que es la última apuesta d Etienne Bastaits. Esperemos que el resultado sea más positivo que el de su paso por ADOC. De momento la idea apetece. Lejos de la cocina de vanguardia a la que nos tenía acostumbrados el chef, ahora su cocina se sumerge en la tradición belga y nos ofrece platos con aromas intensos a estragón, eneldo, apio... Yo probé unas intensas croquetitas de quisquillas exentas de grasa y muy sabrosas; unos espárragos a la Flamenca, marinados, con quenelle de huevo escalfado que me sorprendieron y que volvería a repetir sin duda; unos pequeños mejillones al vapor con apio muy ricos, la raya a la mantequilla negra y alcaparras que tan bien me enseñó a comer Stéphane en la Gastroteca estaba excelente, limpia de su gelatinosa espina y servida sobre un puré de patata y el Onglet (o entrepierta) servido con chalota pochada y preparado al punto para enternecer la pieza. De postre, tarta de azúcar... Suena dulzón y amerengado, pero créanme, fue de lo mejor; como lo mejor fue un maridaje con cervezas que es lo suyo y que Steve sirve como nadie: Hoegaarden de trigo para empezar con toques cítricos,o las tostadas Orval o Westmalle de Abadía para la poderosa mantequilla negra.


Decoración tenue en piedra y madera oscura; detalles de recuerdos belgas (ilustraciones de Tintin, del escriton Simenon, Adamo); ligereza en sus salsas de mantequilla y precios muy ajustados ( a mediodía menú a 11,50€). Si quieren empezar tímidamente pidan unos mejillones en la barra o unas croquetas de quisquillas.. Poco a poco irán entrando al fondo.



martes, 6 de septiembre de 2011

Paralelo Cero. Llega Ecuador al plato.





Pedro Duart y Michael Ruiz


"Paralelo Cero"




Me encanta. Ha abierto sus puertas en Madrid hace apenas un mes, el 28 de julio, y ya se ha convertido en el local de moda (aunque ojo, Teatriz entra fuerte y será El Grande de este otoño y de las navidades). El perfil de ejecutivo masculino local y de mujer de tacón Serrano y Prada al hombro es predominante, con permiso del sector gastronómico, que también se pasea por allí intentando alguno ser descubridor del lugar... Pero ya es demasiado tarde... Es un secreto a gritos.




Estoy hablando de Paralelo Cero, ubicado en la calle Villanueva 21, a un pasito de Jorge Juan y a medio del Wellington. Un invento de Michael (muchos le conocerán de su etapa en El Fogón de Trifón) y Pedro (Coordinador de la Embajada de Ecuador) cuya filosofía es "el descubrimiento en Madrid de la gastronomía ecuatoriana retocada a modo de vanguardia", esto es, ceviches, sí, pero macerados en naranja, maracuyá, physalis y rectificados con lima; ají de gallina, sí, pero con un toque de curry y leche de coco que le da un punto más exótico todavía; coctelería, también, pero con una clara tendencia a utilizar como base aguardientes procedentes de Ecuador.



En su carta el producto apetece, especialmente sus elaboraciones de pescado: Lubina en papillot de plátano; Pez mantequilla en aliño de uvitas o las Cocochas de merluza encocadas. Aunque las carnes también aportan una oferta sugerente y variada: Presa con romescu de maní; Vacío de Waygu sobre sopa de manitas... Yo me dejé querer por Michael y él me preparó, a mí y a mi acompañante (una de las personas que han dado forma a la carta de vinos), un menú representativo de su cocina.



Para empezar, tras copita de champagne... André Clouet (ya les hablé de él cuando abrieron Arzábal, un buen champagne a un buen precio), unas Croquetas de gallina de corral (lo que decía antes, una especie de ají con leche de coco y curry) muy bien fritas, la grasa no penetra dentro y el guiso de gallina permanece intacto y jugoso; luego ceviche de corvina y pulpo macerado en naranja excelente, sin exceso de acidez pero de intenso sabor, además, tanto la corvina como el pulpo estaban tiernos y carnosos.Después, un plato fuera de carta... Una especie de marmitako tibio, con bonito guisado, caldito de pescado y una sustitución de la patata por la yuca...Bien. Para terminar, seco de gallina (era pintada, ese pollito africano se se puso tan de moda hace unos años), envuelto en una fina crepineta de ¿cordero? Creo que sí. Al postre no le hice mucho caso... Pero era un postre ligero basado en melocotón asado con espuma de champagne.



Luego un gin tonic y un paseo hasta Le Cabrera Casa América... Más gin tonics.


Aunque parezca mentira, aún no habia estado en este Le Cabrera II Parte, y ya tocaba. Me gustó el ambiente, la música, el espacio... Y hasta un Diego Cabrera más afinado y con una barbita aparentemente descuidada que le dota de cierto aire crápula (mis favoritos). De hecho me gustó tanto que no sólo estuve el miércoles, sino que repetí el sábado y también ayer lunes, ya que queda poco tiempo para que las terrazas al aire libre toquen fin.


Pd. Banco del Pichincha ha sido en parte gran percusor de Paralelo Cero... algo que tanto Michael Ruiz como Pedro Duart tienen muy en cuenta y agradecen.

miércoles, 24 de agosto de 2011

MIS RESTAURANTES JAPONESES FAVORITOS





Los clásicos sake y maguro niguiri




No pasa una semana sin que vaya a comer o a cenar a un restaurante japonés, al menos una vez, aunque suelen ser dos o tres. Adoro la cocina nipona, especialmente el sushi niguiri. Por supuesto, durante estos meses de calor mi asiduidad se ha multiplicado, y la verdad, los de siempre, los que llevo visitando durante años, siguen siendo mis favoritos.






En vacas gordas...





Ricardo Sanz... La encarnación de los restaurantes Kabuki




Kabuki continúa siendo, a mi juicio, uno de los máximos exponentes del lujo gastronómico. Tanto Kabuki Wellington, donde se encuentra Ricardo Sanz, su creador; como el clásico Kabuki de Presidente Carmona son verdaderos templos de gastronomía nipona llevada alta cocina y matizada con personalidad única. Ricardo fue pionero en salirse de lo común en esta materia en nuestro país... Aún recuerdo sus primeras originalidades: el niguiri de pez mantequilla con trufa negra o el niguiri de huevito de codorniz... Luego llegaron sus sashimis de toro con pan tumaca o el de corvina con mojo verde... Ahora a este tipo de combinaciones las conocemos como nikkei (esa influencia de la cocina japonesa en Perú)... Pero no cabe duda de que Ricardo, llevó la delantera.




Sushi 99. El primero abrió en calle Ponzano, pero a mí me gusta más el Sushi 99 de la calle Hermosilla (será porque la distribución es más discreta y porque en este se encuentra Mónica Fernández, una de las mejores sumilleres de Madrid). Entre sus platos más delicados se encuentran en sashimi de jurel marinado o el de pez limón, el sushi de toro con caviar y la tempura de langostino tigre siempre imprescindible en la comanda.




Para beber... Champagne ( brut, rosé, vintage, pero que sean burbujas de vid).




En vacas flacas:






Nagoya





Nagoya es sin ninguna duda el restaurante japonés en el que más veces he comido en mi vida. Generalmente pido un menú, el menú sushi bento (12,50€ sin IVA) que incluye sopa miso, tempura de verduras, norimaki de salmón o atún con queso crema y sésamo, tres piezas de sushi (salmón-2- , atún, pez mantequilla, langostino y tamago-tortilla-), postre o té y bebida. También, pero cuando el frío aprieta, suelo pedir sopa UDON, grande, ligera y con fideos gordos acompañados de shitake y verduritas; suficiente para una comida ligera. Pero también son muy recomendables las gyozas, los tallarines con pato teriyaki y el maguro kimuchi (el nombre es otro pero no lo recuerdo) de toro picante, cortado en trozos medianos.



Y por último, AKI (Echegaray,9), el primer local nipón que pisé en mi vida hace 12 años. Manteles de papel, ni una palabra en español y un sushi de mojar el mantel de papel a lagrimones. Pero lo mejor, lo mejor de todo, el niguiri sushi de anguila teriyaki y el ankimo, huevas de rape escabechadas. Yo siempre recomiendo ir a la Venencia, que está pegadito, y tomar un palo cortao con mojama y luego pasarse por la barra de AKI y tomar un unagi sushi (niguiri de anguila) y un ankimo en la barra con un sake al gusto, caliente o fresquito.




Para beber... Yo prefiero la cerveza Sapporo, aunque la Asahi o la Kirim, algo más suaves, también están muy ricas, pero siempre bien frías.


jueves, 18 de agosto de 2011

Planes de agosto en la capital: Maracaibo de Segovia; Teatro con Loles León y Bibiana Fernández y nueva hamburguesería NI MU




¿Reconocen Segovia? Con mi amiga Alexandra

Pasa el agosto en Madrid, aburrido y solitario, pero aún quedan algunos recursos para no morir en una media de 35º de secano.


Además de chupar de piscina (para eso la pago todo el jod... año, para mojarme en ella 3 míseros meses) y de ir al gimnasio como si me persiguiera la celulitis por todas las esquinas... (Y no, no hablo de todo el juvenil séquito del Papa... Sino de la celulitis de verdad...), hay recursos algo menos calurosos... Una visita a Segovia... Un teatro... O descubrir el último templito de la carne picada en bollito...



1) Segovia, domingo 14 de agosto, o lo que es lo mismo, domingo previo a la visita inolvidable (de eso estoy segura) del Papa con cara de malo. Segovia se lleno de jóvenes grupos predestinados a hacer el bien en el mundo. Aperitivo en José María... Y comida en Maracaibo, hogar gastronómico de mi buen amigo Oscar. Insisto... Una pena que su ubicación, descentrada del paso del acueducto y, sobre todo, descentrada de Madrid, no le aporte el reconocimiento de un mayor número de público como el que debería tener... Cada día se supera, sorprende y emociona... En su barra, jugosa tortilla de patatas y soberbia cecina servida con almendras... Clásicos irresistibles... Luego un menú de echar lágrimas: Crema de repollo y patata con hígado de rape, huevas de arenque y mejillones; Ensaladilla rusa con erizo y mahonesa del mismo; Garbanzos verdes (nunca los había probado, pero estos los recoge él mismo en la huerta de su padre) salteados con gambas; Huevo escalfado con camarones fritos; Tataki de pez mantequilla sobre ajoblanco de piñones; Pechugitas de pichón a la plancha y sus alitas guisadas con sus higadillos sobre crema de maíz y unas Natillas de maíz (¡ay! cuanto maíz junto) con vainilla de Tahití, sorbete de piña y su crujiente. Todo, absolutamente todo, delicioso... Los puntos, los sabores y las combinaciones no tienen peros. Insisto, merece la pena ir a Segovia para disfrutar de la cocina de este esforzado y querido chef. Besos a Jesi.



Tataki de pez mantequilla sobre ajoblanco



Para beber, Vivencias 2.008, un vino elaborado por él mismo que podrá encontrase en el mercado dentro de más o menos un mes y que ha sido calificado por Parker con un 92. Está en su punto óptimo.


2) Teatro: La Gran Depresión en el Teatro Infanta Isabel... Obra frugal representada por las siempre apetecibles y amenas Bibiana Fernández y Loles León. Loles sostiene con profesionalidad y gracia (la que le caracteriza) la obra en general, pero Bibiana aporta un glamour, una presencia y un físico (¡Por Dios! Yo quiero pactar con su diablo), que dificilmente sería imitable por ninguna otra actriz. Obra de teatro entretenida, chistosa y económica.

3) Cena después del teatro, la nueva hamburgueséría NI MÚ, modernita y acogedora, en la calle Desengaño. Destripemos el asunto:


3.1. Inauguró hace apenas un mes, asesorada por Juanjo (La Tasquita de Enfrente y MUI) y Rodrigo de la Calle (el fomentador de la gastrobotánica del restaurante Delacalle, Aranjuez) y está especializado en hamburguesas.

3.2. No se ve, ni en su local ni en su carta, asomo de ninguno de los dos nombres.


3.3. Ofrecen fuera de carta tres entrantes para compartir cuanto menos, no ligeros: guacamole con nachos, patatas gratinadas con bechamel y brochetas.... ¿Donde quedaron los gazpachos y ensaladas veraniegos?


3.4. La oferta de hamburguesas es muy apetecible: De magret de pato con frutos rojos; de pollo con mojo; bio con tofu y berenjena, etc...


3.5. ¡Oh! Sorpresa, ninguna lleva queso, excepto una, que lleva algo de queso fresco.


3.6. Panes diferentes, de cerveza, aceitunas verdes, tomillo, etc... Y se pueden combinar al gusto.


3.7. Yo me comí la de carne gallega con mostaza americana... Realmente impresionante (con permiso de Mr.Gorines), si no me la hubieran fastididado, me explico: La pedí punto menos, o poco hecha, pero caliente por dentro (no estaba pidiendo Steak Tartar); y salió totalmente helada. El camarero, muy amable eso sí, me explicó que debido al escaso público de agosto no sacan demasiado género de la cámara y la parrilla no está tan caliente.. ¿Y qué, me van a hacer descuento por hacerme cómplice de sus penas?... Se la llevaron para calentarla, y lo hicieron, mientras posaban las dos rebanadas de pan de cerveza en la parrilla, con un cosecuente resecamiento del mismo que provocaba que se deshiciera en polvo en cada mordisco... Un desastre de elaboración para una gran hamburguesa.


3.8. Servicio lento.


3.9. Buenos precios (la sencilla cuesta 9€, la Premium de carne gallega 13 €, el resto 10€).





Momento Ni Mú


Uf! Qué agotamiento... Esto de fallar una semana en el blog no es una buena idea, se me acumula el trabajo..




miércoles, 3 de agosto de 2011

Tras la pista de un gran barman en Seven & Six




Interior Seven & Six




Este post va dedicado a un excelente barman con quien tuve el placer de trabajar, -aunque yo estaba en el otro lado de la barra-,hace algunos años, no muchos.


Su nombre es Miguel Setien y seguro que a más de un amante de la coctelería le suena. Le encontramos hace unos cuatro años como jefe de coctelería de un prometedor Ramses que se quedó en eso, en promesa (entonces venía de Loft 39, aunque también hizo su periplo en Reino Unido y Sudáfrica); luego nos lo encontramos en el ecléctico Olé Lola, esa mezcla barroco-flamenca en pleno barrio de Chueca; y ahora, estrena un delicioso, moderno y bien montado esquinazo en el Paseo de Pintor Rosales que lleva el nombre del número en el que se ubica, Seven & Six. Setién, junto al chef Francisco Agea y a Oscar Vela, que ejerce como jefe de sala, pretenden alargar el paseo de Rosales hasta el final... Ya que hasta ahora, parece que los primeros números son los más frecuentados por el público.


Para conseguirlo han apostado por una decoración neoyorquina estilo 50 llevada a cabo por Germán Alvarez y Jose Manuel Fernández; una carta sencilla con platos apetecibles como la Burrata (lechosa y sabrosa) con tomate y aceite de Canena, Sardinas escabechadas con sorbete de apio, Patatas con huevo pochado y foie, Ceviche de bogavante con erizo de mar (no pude probarlo, pero el título ya apetece) o Carpaccio de kobe ahumado, todos ellos en ración completa o en modus "gastrotapa" que obviamente resulta una ración más pequeña; pero sobre todo, por una amplia oferta de cócteles entre los que destacan los secos elaborados en copa de Martini y otros que llevan la firma de sus colegas: Diego Cabrera, Jesús Lumbreras...


Lógicamente, mi primera opción fue declinarme por un Cosmopolitan... mi cóctel de medición... Aunque en este caso había trampa... Setién me lo ha preparado ya muchas veces, lo pedí simplemente por el placer de bebérmelo. Pero por la mesa circularon otros igualmente perfectos como el Daiquiri de Agua de Valencia y algunos de champagne como el Bellini de fresas. Opium, un clásico imprescindible y reconocible entre las obras de Setién es uno de los emblemas de la casa,(manzana verde, Gin Heindriks,lima natural, zumo de manzana y azúcar; en la foto).


Muy recomendable y en un marco incomparable, frente al Parque del Oeste. Una terraza fresquita en verano; y cristaleras luminosas para el invierno. Fácil aparcamiento. Poco ruido, el de las charlas y las risas. Precios sin locuras. Abre todo el día.

viernes, 29 de julio de 2011

Restaurante Terraza Mad en Fuse Puerta América, sensaciones bajo las estrellas





Este verano, como todos desde hace tres años, Fuse Puerta América abre su restaurante Mad en la terraza de la planta calle del hotel; y cada año se renueva con sorpresas diferentes. Este año la cocina de Igor Cachorro (excelente cocinero de origen bilbaíno con quien he tenido el placer de trabajar en espacios como Bäroc o Ramsés -cada vez que escribo este nombre me entran picores-); introduce en su carta una amplia oferta de sushis y makis elaborados por UEMURA, una firma de catering de cocina japonesa que empieza a crecer y a pisar fuerte gracias al impetú de su empresaria, Naumi Uemura.




Pues bien, ya he cenado varias veces en este restaurante de verano al que me encuentro muy vinculada (suelo trabajar con el Grupo Fuse varias veces al año); y ya es hora de escribir sobre él, porque merece la pena.



Antes de la cena se exige una parada obligatoria en la coctelería Fuse Marmo Bar para tomar un Cosmopolitan Revolucionado (ya he escrito alguna vez sobre él); no está en carta, pero se lo harán igualmente; después, ya pueden cenar tranquilos. La decoración de la terraza, suavemente iluminada y con tonos negros y naranjas; y el ambiente de su público es uno de los más mágicos de Madrid. José recibe.



Hay tres platos (ideales, por cierto, para compartir); que me causan debilidad: el Sushi, el Risotto de Pulpo con Carabineros y la Hambuerguesa de canguro con cebolla caramelizada, salsa de mango y queso Idiazábal. También los Tacos de merluza con espuma de calabaza y coco, puerro y patata salteada al tomillo o el Solomillo de buey a la plancha con foie son muy recomendables. Y de postre, tarta de queso (con un punto salado y una textura perfecta) y brownie casero (jugoso e intenso de sabor).



Comer a la carta tiene un precio medio de 35€. Pero además, si vas con amigos, te pueden preparar un menú degustación servido tipo cóctel privado en las Haimas del fondo a partir de 50€ con bebidas incluídas.



Y después, como siempre, la penúltima copa en la planta 13, en el Skynight, donde se encuentran las mejores vistas de Madrid.



Son vivencias Summertime. ¡por cierto! El restaurante cierra los lunes.

jueves, 21 de julio de 2011

Sexo en Nueva York, sin sexo y en Madrid

Momento Cosmopolitan en Cosmopolitan Dry Martini



Me reconozco y no lo niego, como una más de tantas televidentes que se sienten identificadas en algún momento, o en muchos, con las protagonistas de la serie Sexo en Nueva York. A ti te pasa ¿verdad Dani? Uno de esos momentos es ese instante Cosmopolitan, cuyo glamour ha traspasado la pantalla convirtiendo este cóctel, de nuevo, en el favorito de las mujeres.

Muchos pensarán que estoy obsoleta, y lo estoy, al hablar a estas alturas de una serie que lleva años pegando fuerte. Pero es que hasta que no ha llegado Divinity a mi televisor (ese canal frívolo y ñoño que está colocado en el primer lugar de mi mando a distancia), no había tenido la oportunidad de engancharme a Sexo en Nueva York (lástima que Mujeres de Manhattan no esté a la altura de su antecesora, por muy bien que caiga la Brooke). Sin embargo, si me había enganchado hace mucho tiempo a su Cosmopolitan; es un cóctel clásico y no es tarea fácil hacerlo bien.



Tres lugares son mis favoritos para pedir un Cosmopolitan, tres coctelerías donde lo preparan no muy dulce (no es un zumo de arándanos), con el secante de la vodka justo, sin que predomine, y con un tono muy romántico, un rosa palo entre veraniego y otoñal (he llegado a tomar alguno casi fluorescente) :



Glass Bar del Hotel Urban: Cierto es que en este lugar "todo" se me antoja como "favorito", pero el Cosmopolitan también forma parte de este "todo" y Oscar lo prepara perfecto, frío, equilibrado y con ese color rosa palo que tanto me atrae.



Fuse Marmo del Hotel Silken Puerta América: Victor García de Haro me hizo definitivamente adicta gracias a su toque de guindilla picante, transformando el Cosmopolitan tradicional en un Cosmopolitan Revolucionado. Victor ya no está, pero siguen preparándolo igual de intenso y fantástico.



Cosmopolitan Dry Martini Hotel Gran Meliá Fenix: El nombre lo dice todo, y aunque mi paso por esta coctelería se había limitado a la ingesta de Gin Tonics, hasta hace dos días no lo había probado ( sí lo hice en Dry Martini Barcelona en mi último viaje con Alexandra, aunque ella siempre se declina hacia el Bramble). Repetí la experienca con mi amiga Alexandra y puedo decir que sí... en el nuevo local madrileño de Javier de las Muelas, liderado por Angel San José, preparan un excelente Cosmopolitan...


martes, 19 de julio de 2011

TACOS MEXICANOS, MARGARITAS BIEN HECHAS

Tacos guisados de Andele



Adoro la cocina mexicana, y aunque desafortunadamente en nuestro país todavía no hemos descubierto toda la variedad gastronómica que ésta nos puede ofrecer (álgunas pistas nos dan en los congresos gastronómicos en las que últimamente México está de moda); existen algunos lugares que, al menos, lo poco que hacen lo hacen decentemente.



No voy a discutir sobre cuál es el mejor, pero sí voy a escribir acerca de los que más visito.



La Taquería del Alamillo, en la Plaza del Alamillo (cerquita de la Plaza de la Paja de La Latina) es un restaurante liderado por Rita Sánchez, mujer mexicana y de carácter que ha convertido a este restaurante con encanto en, quizás, el más solicitado de la capital. Su cocina es típica pero refinada, fue la primera en traerse de allá el trompo y los molcajetes y sus margaritas hechas al momento rozan la perfección. Las quesadillas de huitlacoches son deliciosas. Su terraza engancha hasta altas horas.



La Panza es Primero. El de la calle Libertad, que es el que me gusta y el primero de toda una inmensa cadena, es un espacio vulgar, caótico y barato, pero con un guacamole y unos centros bien hechos y abundantes ( recomiendo el de pollo al cilantro, la cochinita Pibil y el de huitlacoche con puntas. También el ceviche). Es ideal para ir en grupo y, aunque la margarita es la típica Frozen de máquina, pídeles que te hagan una en coctelera y elige tú mismo el tequila, te van a sorprender.


Andele. Los restaurntes Andele, son más conocidos en Barcelona que en la capital, aquí se instala hace pocos meses en el CC Diversia de Madrid. Su cocina sorprende por la identidad gastronómica mexicana que desprende, no en vano está detrás de ella el consultor gastronómico Angel Mata, especializado en esta cocina. Sus platos 'guisados' y tacos a la parrilla son impecables, cochinita Pibil, tacos Pastor, quesadillas y crepas de Cajeta son algunas de las recetas clásicas que en este local de centro comercial bordan como nadie. La variedad de cervezas y de tequilas es enorme y los precios asequibles. Esperamos que con el tiempo, Andele llegue a la capital, la pereza de muchos hará que se pierdan un gran restaurante mexicano. Pide tu margarita con un tequila reposado, notarás la diferencia.

viernes, 8 de julio de 2011

¨Cheese Bar, Club Allard y Arola, de lo bueno lo mejor



Taco de liebre de Diego Guerrero






Como decía hace algunos post, este verano está colmaditos de eventos y de movimiento. Esta semana, además, he descubierto varios sitios nuevo y también buenos. Por un lado, el Cheese Bar bar estrenado en José Abascal 61 me ha dejado sorprendida. Un espacio diáfano moderno, con barra para tomar vinos, un salón con vistas a la cava de quesos y, en la planta de arriba, una biblioteca con conexión WI FI, que ofrece una carta de quesos para volverse uno loco: belgas, españoles, franceses, americanos, italianos... Correctos de precio. Lo mejor, seleccionar una tabla al gusto, de quesos vascos, azules, de cabra... Lo que quieras. También propone una breve carta de platos con el queso como ingrediente participante y una interesanet oferta de desayunos. Muy recomendable.




Estuve comiendo y disfrutando de un restaurante al que ya he tardado demasiado en ir, Club Allard, donde un sencillo Diego Guerrero elabora una cocina excepcional, no en vano está a la espera de lograr su segunda estrella Michelín. El espacio es clásico y su público también, pero sus platos estás llenos de originalidad y sabor; y los precios están al alcance de "casi" todos, tres menús degustación que oscilan entre los 60 y 80 euros. Mi amiga y colega Alexandra y yo tomamos un largo menú compuesto por´9 platos y 3 postres, algunas de sus propuestas fueron el Mini Babybell de Cammember Trufé (Ganador en las tapas de Valladolid 2009); la fabulosa Torrija de pan con tomate y sardina en aceite (tú mismo te la montas); el Mero al horno con ajoblanco de ajo negro, clado de sus espinas y Pu-ehr de naranja o el Huevo Poché, que no pienso destripar... Les narraría el menú entero, pero mejor se lo contamos a través de la revista Strogonoff de este mes, donde se detallan los secretos de este vasco cocinero.



También tuve la oportundad de probar dos grandes vinos en una cata organizada por María y Nico de Scott & Henry en Cilantro Bar: Maio , un albariño 100% de Rias Baixas criado en acero inoxidable; que le aporta elegancia, sin el ardor típico que provoca la madera, con mucha fruta, un dulzor y un amargor tremendamente agradables... (http://www.lagardecosta.com/); también Seis de Azul y Garanza, un coupage de Merlot y Cabernet Sauvignon con la primera variedad muy marcada, suave, intenso, un vino para cualquier estación. Elegante crianza con un toque de madera húngara, poco habitual de momento (http://www.azulygaranza.com/).



Y ayer, estuve en la coctelería de Arola descubriendo a su nuevo chico, Fran Camino, que sigue la estela de los guapos barman que acompañan al chef catalán, Sergi Arola. La sorpresa ha sido el genio que este joven coctelero aplica a sus obras bebibles y comestibles; un conocimiento exhaustivo de más de 300 cócteles clásicos o innovadores, un elegante concepto del trabajo y un gusto y sensibilidad cercanos al cliente le dan todas las papeletas para convertirse en la nueva figura de la coctelería madrileña.. Que tiemblen algunos.



jueves, 30 de junio de 2011

Las mejores hamburguesas... Ahora también en La Moraleja







Hamburguesa Cilantro. Foto de Félix Soriano




La Moraleja crece y crece, y ya es irremediable... Lo último ha sido Back Corner, un registro gastronómico diferente para el gran grupo de hostelería La Máquina; que ha conseguido, inteligentemente, ir adaptándose a las circunstancias y demandas del público de hoy. Primero fueron sus marisquerías (La Máquina, Puerta 57, Casa Nemesio...), luego las suculentas carnes en los Asadores de Madrid; más tarde llegó un homenaje a Asturias en Casa Quirós y por último... la codiciada hamburguesa que parece estar creando adictos entre todos y todas... Y ahora con la dieta Dukan, mucho más, sólo hay que quitar el pan...



Hace ya unos 5 años, una vez olvidado el concepto de Hamburguesa Fast Food=Carne que mata; el delicioso y jugoso bollito de carne empezó a penetrar en silencio a través de los gastrobares: Estado Puro, Afuegonegro, Fuse Marmo Bar; y en los bares de toda la vida: Juan Bravo 25, Elcano... Luego la alta cocina, como hicieran antaño los grandes Zalacaín o Horcher, también se apuntaron al juego. Inolvidables las hamburguesas de magret de pato de Ramón Freixa y la de lechazo de mi buen amigo Oscar Hernando de Maracaibo.



Estos dos últimos años las hamburguesas se han puesto flamencas y han decidido que ellas merecen no sólo un espacio en la carta, si no más de un templo dedicados a ellas. Quien tuvo retuvo, y eso le ha pasado a Alfredo´s (que en silencio, siempre ha estado lleno), Peggy Sue´s, Home Burguer... Y como no, la ingeniosa idea de Luis Dorado, Fábula Buey & Champagne (que me tocó en el corazón). Raza Nostra, la prestigiosa firma de carnes ha creado Hamburguesa Nostra (pasen por el Mercado de San Antón y prueben); Luis de Blas ofrece a la hostelería la mezcla con la receta ideada por el chef; en Cilantro Gastrobar la hamburguesa con carne Angus de Texas se ha convertido en imprescindible para muchos y para muchas (tremendo el enganche de mi amiga Sofía); la de rabo de toro de Dani García o Victor enrich homenajean las plazas de toros de Ronda y de Las Ventas... Y ahora también, la reina hamburguesa viaja a La Moraleja. Hace unas semanas Victor Enrich abrió las puertas de El Taller de la Hamburguesa (ya les contaré qué tal) con una decoración muy urbana, neoyorkina, como le gusta a su mujer, María, siempre al tanto de las últimas tendencias en decoración (pueden seguirla en Canal deCasa ); y esta semana se ha inaugurado Back Corner, tal y como decía al inicio del post.



A la inauguración asistió La Moraleja entera, cuerpos morenos, tacones de vértigo y mucha hambre fueron la nota predominante... Y es que, cuando es gratis, se nota... Mi amiga Alexandra (que hace poco publicó un reportaje sobre hamburguesas en LOOC Madrid, por cierto) y yo, apenas llegamos a alcanzar una minihamburguesita que estaba rica, y aunque, si breve, dos veces bueno, nos quedamos con ganas de más... Habrá que volver... Ana Obregón (de un discreto fucsia), María José Besora (cada día más guapa la verdad) y un siempre atractivo Carlos Lozano también se dejaron caer por allí....



...Lo dicho... Mucho lujo pero mucha hambre, hasta para atacar a un humilde aro de cebolla. Y mi Pedrito, siempre un caballero.



Todavía no conoces la Revista Strogonoff ???




martes, 28 de junio de 2011

ESPAÑA COMPITIÓ EN DINAMARCA EN EL CAMPEONATO SUB 21 DE JÓVENES COCINEROS





La pasada semana se celebró en Dinamarca, en la comarca de Aarhus, la final del Campeonato Sub 21, donde el equipo de España resultó ganador, como ya se veía venir. Pues bien, paralelamente, se celebraba en ese mismo lugar un campeonato de jóvenes cocineros Sub 21 en el que participaban Dinamarca, Reino Unido y, por supuesto, España. Y allí estaba yo, invitada a participar como jurado en esta interesante iniciativa que Food Project ha llevado a cabo por primera vez este año y que pretende repetir en los próximos.



El nivel de equipos fue muy bueno y muy similar, destacando Dinamarca en su diseño de los platos; España en las técnicas y Reino Unido en los sabores. El equipo español estuvo formado por Aser Jiménez (Restaurante Pedro Larumbe),Victor Sanchez (Coque); Ivan Inauen (Escuela Salvador Gallego) y Eduardo González (Parador de León); un equipo joven, formado y seleccionado por FACYRE, la Federación de Cocineros y Reposteros de España. Begoña García, profesora de la Escuela de Hosteleria de Buitrago de Lozoya estuvo coordinando y apoyando al equipo en todo momento. Sin embargo, el desconocimiento por parte del equipo español de los productos locales del concurso, (que aún siendo similares a los españoles no tienen las mismas texturas ni sabores, como es el caso de las fresas, muy verdes; o de los mejillones, muy salados); y la dificultan de conseguir los ingredientes necesarios para la elaboración de sus recetas, hicieron que la bandera roja y amarilla se posicionase en tercer lugar.



Sin embargo, el ambiente y compañerismo de todos los jóvenes cocineros del certámen; y la experiencia que supone competir a nivel internacional para estos noveles chef son el verdadero premio del concurso.



Por cierto, el plato elaborado por los españoles con un pescado de río semejante a la perca o al jurel, con caramelo de cebolla, ruibarbo y crema de mejillones fue sin duda el ganador de los 3 días que duró la competición: En su punto, sabroso, perfecto en combinaciones, texturas y temperaturas. Un plato inteligente que puntuó 20 sobre 20 en las votaciones del jurado sueco, danés, inglés, francés, y cómo no, en la mía.


Enhorabuena a FACYRE y a la organización Food Project por apoyar y potenciar a nuestros futuros grandes chefs.